ENERGÍA, TRANSPORTE E INFRAESTRUCTURA

La Argentina contemporánea atraviesa una fuerte crisis en sectores clave para el desarrollo económico como son la producción y distribución de energía y el transporte de cargas y pasajeros. Una inadecuada regulación de los mercados y la falta de planificación estratégica de las respectivas políticas sectoriales han dificultado o impedido la realización de las inversiones (públicas y privadas) necesarias y el consecuente colapso de la infraestructura y capacidad instalada existente. La recuperación de un adecuado funcionamiento de los sectores de la energía y el transporte se enfrenta a un doble desafío. Por un lado, producir una planificación estatal adecuada. Por el otro, sentar las bases para que el conjunto de actores involucrados pueda empeñar sus recursos económicos e institucionales para el cumplimiento de los objetivos establecidos.

newsletter
Registrese y reciba
todas las novedades