VALORES Y OBJETIVOS

HACIA UNA ESTRATEGIA ARGENTINA

 

Con posterioridad a la crisis económica y social vivida en 2001-2002, la Argentina sorprendió al mundo con su capacidad de recuperación económica y de reconstrucción del tejido político y social. Un tipo de cambio competitivo y un precio elevado de las materias primas posibilitaron, simultáneamente, el crecimiento de la actividad industrial y la entrada de divisas por las exportaciones agrícolas. Este crecimiento económico fue acompañado por decisiones políticas que permitieron traducirlo en una mejor distribución del ingreso a partir de medidas como la inclusión jubilatoria, la creación de cooperativas y la Asignación Universal por Hijo (AUH). Sin embargo, desde el momento en que el proceso de crecimiento económico e inclusión social comenzó a mostrar evidentes signos de agotamiento, pudo verse con claridad su carencia fundamental: la falta de una estrategia para el desarrollo. Una vez superada la crisis, la Argentina no logró mirar hacia adelante ni tampoco prestarle atención a los efectos que sus propias medidas tenían.

 

Pero construir una estrategia significa no solo especificar los objetivos sino también trazar los posibles caminos para alcanzarlos. En una comunidad política democrática como la nuestra, para hacer una estrategia hace falta que tanto los objetivos como los modos de obtenerlos sean consensuados con una gran cantidad de actores sociales, económicos y políticos. No solo por ánimo deliberativo sino porque esos actores tienen que estar efectivamente comprometidos para que lo planeado tenga éxito. Es por eso que para la definición y puesta en marcha de una Estrategia Argentina para el desarrollo hace falta recuperar a la esfera política como un espacio de coordinación y cooperación entre actores reales.

 

Desde Estrategia Argentina, nos proponemos llevar estas ideas a la práctica concreta, habilitando un espacio de discusión y propuestas sin sectarismos, que contribuya a la construcción colectiva de una nueva estrategia nacional. Queremos trabajar los temas y desafíos de la Argentina del presente y del futuro, aportando nuestra experiencia y formación en el Movimiento Obrero. El eje de nuestro camino estará puesto en la recuperación del valor del Trabajo como elemento de desarrollo no solo económico, sino fundamentalmente, social y humano.

newsletter
Registrese y reciba
todas las novedades